¿Cómo pueden las empresas con localización en tiempo real y gestión de pedidos basada en la localización beneficiarse de los nuevos métodos de producción Lean?

Además de Industria 4.0 una cuestión frecuente del blog de item son los 7 mudas y otros conceptos de la producción Lean. Con unos márgenes apretados y una dura competencia, la eficiencia de la producción es fundamental para muchas pymes (pequeñas y medianas empresas). Y aunque la mayoría de las empresas saben utilizar la mejora continua para conseguir la producción Lean, el problema radica en saber por dónde empezar.

Uno de los problemas que se presentan en el diseño de fábricas Lean tiene que ver con el tiempo de espera necesario para acceder a datos cruciales. Por supuesto, los problemas se pueden rastrear retroactivamente hasta una orden de producción concreta y se puede confiar en que la plantilla proponga posibles mejoras. De todos modos, para lograr una gestión óptima de la producción, los planificadores necesitan acceder a la información en tiempo real.

Mejora continua basada en la localización en tiempo real

Para corregir esta situación, Ubisense ha desarrollado un sistema de gestión personalizado y configurable que puede utilizarse para optimizar los procesos productivos y reducir los errores en el proceso de fabricación sin interrumpir la producción. La fábrica inteligente de Ubisense se basa en la localización en tiempo real utilizando un sistema GPS interno de alta precisión. Este sistema identifica la posición de los objetos en producción y rastrea su movimiento con una precisión de hasta 15 cm. Con este método se elimina el laborioso proceso de escanear etiquetas y, por tanto, se reducen los tiempos de producción y los costes.

Hay bastantes clientes, como Airbus y BMW, que ya utilizan la fábrica inteligente de Ubisense. Sin embargo, este sistema no conviene solo para grandes empresas. En particular, las pymes pueden beneficiarse de los sistemas de localización y gestión en tiempo real.

La gestión de pedidos basada en la localización reduce los gastos de gestión

El diseño de fábricas Lean es un concepto interesante para empresas de todos los tamaños, ya que los costes de inversión son directamente proporcionales al tamaño de las operaciones de producción internas. Lo único que hace falta para implantar la fábrica inteligente de Ubisense es una infraestructura increíblemente sencilla que incluye pequeños transpondedores activos (marcadores), sensores y el software de usuario. Una vez que todos los pedidos del sistema de producción tienen asignado un marcador, los sensores del edificio captan las señales de los marcadores y calcula su posición varias veces por segundo.

Al mismo tiempo, los datos de localización procedentes de producción son enviados en tiempo real al software de usuario y procesados. El software controla la evolución de los pedidos de los clientes, con lo que se obtiene todo un nuevo nivel de transparencia. La gestión de pedidos basada en la localización permite rastrear la evolución del pedido con precisión en todo momento e informa de los eventuales atascos y puntos débiles de la producción. Los planificadores de producción pueden entonces responder de forma inmediata y mejorar continuamente los procesos de producción.

Planificación de producción basada en el diseño de fábrica Lean

Un aspecto positivo de este proceso de optimización es la reducción de los gastos de gestión que acarrea el ajuste de los periodos de transición en el software. El diseño de fábrica Lean permite a los usuarios desarrollar un diseño optimizado para su producción interna. Un requisito esencial de la gestión de pedidos basada en la localización es que esta distribución se puede transferir al sistema de gestión.

 

Sin interrumpir la producción, la localización en tiempo real de Ubisense se utiliza para asignar los pedidos de los clientes a todas las fases del proceso en esta distribución. El sistema de localización captura las coordenadas de cada pedido en tiempo real y detecta cuándo entra y sale el pedido de una fase del proceso. A los pedidos posteriores se les da salida automáticamente. La ventaja de este sistema es que los tiempos de respuesta se reducen aún más y el seguimiento de los pedidos de los clientes se convierte en una prioridad. Las operaciones de producción que se organizan y se optimizan garantizan una óptima utilización de los recursos. El enfoque de la fábrica inteligente puede dar a las empresas una ventaja considerable ante la competencia.

¿Quiere estar al día de los métodos avanzados de planificación y control de la producción?
Tenemos la solución perfecta para usted: ¡suscríbase al blog de item marcando la casilla de la esquina superior derecha!

 

This post is also available in: English