Liberar sistemáticamente a los empleados de los pasos de trabajo repetitivos y ergonómicos es un objetivo central de la robótica moderna.

Las soluciones de automatización de procesos que los robots proporcionan a las empresas de manufactura desde hace tiempo que van más allá de la simple producción en masa. Gracias a la amplia selección de robots ligeros y económicos que pueden integrarse fácilmente en la producción, existen numerosos enfoques para automatizar los pasos de la producción manual. Como robots colaborativos (cobots), se utilizan más cerca de los empleados humanos, teniendo en cuenta los conceptos de seguridad adecuados. Hay muchas aplicaciones posibles para los cobots en la producción, pero las que permiten a los empleados delegar tareas exigentes en estos robots ligeros son especialmente prometedoras.

Las posibles aplicaciones técnicas de este tipo de robots incluyen ahora también tareas demandantes como el atornillado y la soldadura de alta precisión en la producción. Sin el apoyo de los robots, estas dos actividades suelen obligar a los empleados a realizar movimientos agotadoras. La soldadura también conlleva el esfuerzo físico de llevar el equipo de protección necesario y el riesgo para la salud que suponen los humos tóxicos. Sin embargo, para la mayoría de las empresas hay otros dos procesos de producción típicos que actúan como puerta de entrada al mundo de la robótica: el paletizado y la carga de máquinas mediante robots.

La paletización como aplicación característica de la robótica

Una de las principales ventajas de los cobots es la amplia gama de efectores finales (EOAT = end-of-arm tooling) disponibles. Estas herramientas, que se fijan en el extremo del brazo del robot y pueden cambiarse fácilmente, confieren a los robots ligeros su excepcional flexibilidad. Los robots equipados con pinzas de succión pueden paletizar más de 1,000 unidades de empaque en un turno y dependiendo del tipo de robot, mover cargas de varias toneladas métricas. El paletizado con robots también funciona tan bien en la práctica porque la guía gráfica del usuario de estos robots ligeros hace que sean muy fáciles de programar. El personal que trabaja de forma independiente puede enseñar a menudo a un cobot a manejar nuevas dimensiones de paquetes muy rápidamente guiando el brazo del robot a mano en modo de aprendizaje. Los perfiles de movimiento creados en el proceso pueden utilizarse inmediatamente de forma productiva.

Incluso las tareas sencillas de paletización con un robot ayudan a aumentar el valor añadido en la empresa al reducir la carga de trabajo de los empleados. Sin embargo, los robots no se limitan a paletizar, sino que pueden integrarse fácilmente en flujos de trabajo más complejos en el proceso de embalaje. Además del propio envasado, la agrupación de cajas de cartón es otra aplicación para los robots o cobots. En este caso, el robot ligero empieza a colocar varios paquetes en una flejadora y después de agruparlos los coloca en un euro pallet. Gracias a su reducido tamaño, el cobot también puede colocarse fácilmente entre dos pallets. Mientras el empleado retira el pallet completo, el robot continúa paletizando en el segundo pallet sin interrupción.

palleti

Hay una amplia selección de pinzas de succión adecuadas y otras herramientas de paletización eficaces disponibles para los cobots de los principales fabricantes.

Aplicaciones de robots para la carga de máquinas

Las ventajas fundamentales de los robots en numerosas aplicaciones también son evidentes cuando se trata de la carga de máquinas. Pueden realizar siempre los mismos movimientos durante un periodo de tiempo prácticamente ilimitado, con una repetibilidad que prácticamente ningún empleado humano podría esperar igualar. Durante la producción, esto aumenta el rendimiento, garantiza una calidad constante del producto y protege a los empleados de las lesiones. En lugar de abastecer continuamente una prensa de plegado o de estampado con nuevas piezas durante el proceso de carga de la máquina, los empleados pueden dedicar su tiempo a otras tareas de producción de valor añadido en las que es más fácil mantener la concentración.

Cuando se monta en un carro robótico móvil, un cobot puede ser empujado fácilmente a la posición que el empleado ocuparía de otro modo al cargar la máquina. El robot se bloquea en puntos fijos y preprogramados para garantizar que pueda agarrar y colocar las piezas con precisión. Como alternativa, los cobots también pueden estar equipados; como en las aplicaciones de empque o clasificación de materiales a granel, con sistemas de cámaras y una unidad de control asistida por AI para la carga de la máquina. Esto permite al cobot corregir de forma autónoma una pieza de trabajo colocada de forma imprecisa. En los pasos de producción que implican el fresado CNC y en la manipulación de piezas afiladas y puntiagudas en general, también debe existir un concepto de seguridad correspondiente para garantizar que los empleados puedan seguir trabajando con seguridad en las proximidades del cobot y de la máquina. Una de las muchas maneras de conseguirlo es alojando el cobot en una cabina de máquina móvil.

Robot mounted on

Cuando se monta en un carro robótico móvil, un cobot puede utilizarse en varios puestos de trabajo con facilidad.

¿Está interesado en recibir las últimas novedades de item e innovaiones de robot directamente en su bandeja de entrada? Suscríbase llenando el cuadro de la parte superior derecha.

Para descubrir más innovaciones en robótica directamente de los expertos de item, explore la categoría del blog de Aplicaciones de robótica.