Una solución de alto rendimiento y rentable para limpiar las bandejas del proceso de producción.

En muchos sectores se utilizan portapiezas de plástico reutilizables en sus procesos de producción. Normalmente, estas bandejas deben cumplir dos requisitos fundamentales: en la medida de lo posible, deben estar exentas de contaminación seca y cargas electrostáticas. Dado que los portapiezas pueden tener estructuras superficiales muy diferentes según el sector, limpiarlas puede resultar a veces algo complejo. La intrincada geometría de ranuras y muescas que sujetan las piezas de trabajo ofrece multitud de espacios donde se acumula polvo y suciedad. También se forman cargas electrostáticas en las bandejas al manipularlas y desplazarlas durante el proceso de producción o el transporte, lo que dificulta todavía más la limpieza del polvo.

La necesidad de unas bandejas limpias para asegurar la calidad del producto

Un cliente del sector de fabricación de plásticos consultó a K&K Systeme, socio preferente de item, a este respecto. K&K está especializado en soluciones llave en mano de ingeniería de equipos de fábrica, ionización, control térmico, automatización y robótica. Además del sector del plástico, tiene clientes en el sector gráfico, de automoción y farmacéutico. En todos estos sectores, la calidad del producto depende en gran medida de garantizar un alto nivel de higiene.

Para el cliente en cuestión, las bandejas que no estuvieran totalmente libres de polvo y carga electrostática suponían que pudieran adherirse partículas de polvo cargadas electrostáticamente a las superficies brillantes durante el moldeo por inyección. Dado que estas superficies deben tener una calidad óptica impecable para su posterior procesamiento, cualquier tipo de contaminación generaría rechazos. Se pueden encontrar requisitos similares en la fabricación de cosméticos, donde la higiene es fundamental. La descarga electrostática sería un factor de riesgo adicional para la fabricación o el uso de componentes electrónicos, por ejemplo, en el sector de los semiconductores.

Requisitos de limpieza de portapiezas

Hay una amplia variedad de empresas que podrían beneficiarse de un sistema eficaz de limpieza automática de los portapiezas de plástico reutilizables. Sin embargo, el diseño básico de un sistema de limpieza de este tipo debe ser lo suficientemente flexible como para poder adaptarse al formato específico de las bandejas utilizadas en una instalación de producción específica. El sistema debe además ser capaz de limpiar las bandejas y neutralizar la carga eléctrica. Al mismo tiempo, debe ser fácil de utilizar, de modo que no hagan falta varios empleados para limpiar las bandejas.

Una estructura diseñada con los componentes de nuestro sistema de construcción modular MB sirve de base para la solución planificada y ejecutada por K&K. Lo que más valora K&K de nuestros productos es su larga vida útil y su modularidad. Con el uso de perfiles de aluminio, la construcción es resistente a la corrosión, disipa las cargas electrostáticas y permite una expansión flexible gracias a las ranuras abiertas. En el vital proceso de limpieza se utilizan boquillas giratorias de aire comprimido que permiten llegar a las muescas y los soportes más inaccesibles. Se extraen entonces las partículas de polvo liberadas de las bandejas y los portapiezas reciben una descarga electrostática. Ionizando las bandejas se reduce también el riesgo de que se adhieran a ellas nuevas partículas de polvo.

El sistema de limpieza de bandejas Kreuz-i RS600®

Una vez probada la primera construcción especial trabajando a doble turno para el cliente a lo largo de varios meses, K&K Systeme GbR decidió comercializar el sistema e incorporarlo definitivamente a su cartera con el nombre de «Sistema de limpieza de bandejas Kreuz-i RS600®», el cual combina todas las funciones del primer modelo y puede ser utilizado de manera sencilla y ergonómica por un único empleado, por lo que es ideal para procesos de fabricación industrial automatizados.

Con un empleado trabajando en un solo turno, el sistema Kreuz-i RS600® puede procesar hasta 1,5 millones de bandejas al año. Además del modelo básico, existen diversos módulos para aumentar el grado de automatización. En el sistema de limpieza totalmente automático, el empleado solo tiene que retirar los palés de bandejas después de la limpieza y la disipación de cargas electrostáticas.

¿Quiere conocer noticias e innovaciones fascinantes del mundo de la ingeniería mecánica especializada?
Tenemos la solución perfecta para usted: ¡suscríbase al blog de item marcando la casilla de la esquina superior derecha!

 

This post is also available in: English