Más de 100 horas de trabajo, 14 000 piezas distintas, una longitud de 1 413,67 metros y gran cantidad de productos de item: ¡las condiciones perfectas para un récord mundial!

A Klaus Peter Beier le apasionan los récords mundiales. Originario de Alpen, localidad de la región alemana del Bajo Rin, ya acumula 15: desde el mayor barco de papel hasta el efecto dominó más largo con cajas de CD. En muchos casos, estos récords requirieron esfuerzo físico, como cuando completó 100 vueltas en la montaña rusa de madera más alta de Europa. Por otra parte, para el récord del circuito de canicas que preparó en Bremen en 2014 necesitó mucha paciencia, mucha destreza para colocar con precisión los numerosos componentes y una estructura adecuada de item.

Un circuito de canicas de récord en Universum Bremen

El Museo de Ciencia Universum Bremen fue escogido por su gran notoriedad para intentar el récord, aunque su limitada superficie obligaba a construir hacia arriba como única manera de batir el anterior récord mundial de 1 288,58 metros. Al final, la construcción alcanzó una altura de 17,5 metros. Por supuesto, construir totalmente in situ un circuito de esta altura hubiera llevado demasiado tiempo y presentaba una dificultad técnica enorme.

En este caso, como ocurre con muchos proyectos de construcción, la solución al problema fue adoptar un enfoque modular. El circuito récord se construyó en varias unidades con antelación al evento. Después se trasladaron al escenario en un camión y solo hubo que montarlas, con la salida arriba y la meta abajo. La longitud oficial del circuito, medida para el Libro Guinness de los Récords, fue de unos impresionantes 1 413,67 metros.

Construcción básica con el sistema de tubos perfilados D30

Para que la bolita de acero se desplazase sin problemas por todo el circuito durante los 45 minutos de duración del intento de récord, todo tenía que encajar perfectamente en el montaje de los elementos individuales. Aquí es donde nuestro sistema de tubos perfilados D30 con sus fijaciones duraderas, pudo demostrar su gran utilidad. Beier ya había trabajado con componentes de item antes de su intento de récord mundial en Bremen, ya que la empresa para la que trabaja los ha empleado en varios proyectos.

 

La bolita de acero llegó al final del circuito sin problemas en las pruebas realizadas ante notario, cumpliéndose así las condiciones oficiales para batir el récord mundial. Por desgracia, no fue posible reproducir este éxito en la demostración pública posterior. Seguramente debido a la humedad existente en el Universum Bremen, notablemente superior a la que había durante las pruebas debido al elevado número de visitantes y a la máquina de humo utilizada.

Dar visibilidad a una buena causa

Sin embargo, esos escasos momentos en los que es el foco de atención no son lo más importante para Beier. Mucho más importante para él es que sus récords —algunos de los cuales resultan un tanto estrambóticos— sean un contrapunto divertido a la tendencia social de buscar siempre mejores rendimientos a toda cosa y a menudo muy en serio. Por eso sus récords mundiales siempre se organizan en forma de pequeños eventos que recaudan fondos para una buena causa, normalmente a beneficio de la infancia.

Si quiere ver a Beier en acción tendrá una oportunidad perfecta en Esens-Bensersiel el 10 de septiembre de 2017. Esta ciudad balneario en la costa del Mar del Norte de East Friesland solo ha publicado hasta la fecha una breve declaración sobre el récord propiamente dicho.

Pero una cosa es segura: ¡los niños volverán a ser los auténticos ganadores! Esta vez, el trabajo de asistentes y patrocinadores será en beneficio de un hospital infantil que necesita urgentemente un ventilador móvil, entre otras cosas. Por medio de su Web oficial, Beier está siempre en busca de nuevas ideas, colaboradores y patrocinadores para conseguir nuevos récords mundiales.

 

¿Quiere estar al día de las últimas novedades en el mundo de item?
Tenemos algo que podría serle útil: ¡suscríbase al blog de item marcando la casilla de la esquina superior derecha!

 

This post is also available in: English