TLos estudiantes de la TUM convierten en realidad la visión de un sistema de transporte de alta velocidad para pasajeros y mercancías a través de tubos.

Ciertamente, no cabe duda de que el multimillonario norteamericano Elon Musk carezca de sueños audaces sobre la movilidad futura. Algunos de ellos, como los automóviles eléctricos Tesla, ya están disponibles en la vida cotidiana. La empresa aeroespacial de Musk SpaceX o solo utilizará cohetes propulsores reutilizables para contribuir a reducir la cantidad de basura espacial peligrosa en la órbita baja terrestre en años venideros, además transportará pasajeros hasta Marte en un futuro próximo. Muy pegado a la tierra, pero no por ello menos ambicioso, es el proyecto Hyperloop de SpaceX, que pronto enlazará a la velocidad del sonido centros urbanos en la costa occidental de Estados Unidos mediante cápsulas de transporte de pasajeros y mercancías, utilizando un concepto similar al de un sistema de arrastre neumático. La TUM (Universidad Técnica de Múnich) es uno de los líderes en una competición estudiantil centrada en Hyperloop.

Hyperloop – levitando a presión reducida

El principio impulsor de Hyperloop se basa en la tecnología de los sistemas de levitación magnética, como el Transrapid. Los electroimanes desplazan las cápsulas mientras las mantienen suspendidas. Al mismo tiempo, en el interior de los tubos, se genera el vacío. Estos dos efectos se combinan para reducir la resistencia de fricción que actúa sobre las cápsulas, lo que permitiría velocidades de hasta 1.200 km/h en el funcionamiento cotidiano. Una serie de instituciones de investigación y empresas en todo el mundo están trabajando actualmente en soluciones para utilizar la tecnología Hyperloop en aplicaciones normales. A medio plazo, los sistemas Hyperloop podrían convertirse en una alternativa a los vuelos de corto alcance.

For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept

Para llegar a esta etapa, SpaceX ha estado encauzando la capacidad innovadora de las universidades. Desde 2015 viene celebrando competiciones anuales para estudiantes en torno a Hyperloop. Uno de los más aventajados es el WARR, el grupo de trabajo científico en cohetería y vuelos espaciales de la TUM. El equipo incluye en la actualidad más de 35 estudiantes de muy diversas disciplinas. SpaceX comenzó por seleccionar los 120 diseños más prometedores entre las más de 700 candidaturas e invitó a los equipos que las formaban a un fin de semana de diseño en la A&M University de Texas.

El prototipo vencedor de Hyperloop de la TUM

A principios de 2016, un jurado seleccionó los 22 mejores conceptos de entre las 120 candidaturas al objeto de enfrentar sus prototipos algo menos de un año después en una pista de pruebas diseñada específicamente para ello en California. El equipo WARR resultó preseleccionado junto con algunos destacados rivales, incluido un equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Después de una serie de ensayos de seguridad sobre el terreno, el Hyperloop del WARR fue una de las tres únicas cápsulas aprobadas para someterse a las pruebas en la pista experimental de 1,25 kilómetros, y rápidamente se alzó con el título de cápsula más rápida, con una velocidad inferior a 100 km/h.
Cuando a finales de agosto de 2017 se reanudó la competición en la misma ubicación, esta vez con la atención puesta totalmente en la velocidad final alcanzada, el POD II de 80 kg de peso del equipo de la TUM superó con creces a sus rivales. Alcanzó una velocidad máxima de 324 km/h, mientras que sus competidores siguieron moviéndose nuevamente en valores en torno a los 100 km/h. Uno de los factores clave para el éxito del concepto general fue que la cápsula contaba con su propia unidad impulsora, un motor eléctrico de 50 kW.

Desembolso elevado con un resultado incierto

Además de recibir la felicitación personal de Elon Musk, con su triunfo el equipo WARR adquirió fama y reforzó el buen nombre de la TUM. Los elevados costes asociados con la construcción del prototipo y la participación en la competición fueron cubiertos principalmente por patrocinadores de primera línea, como Airbus. En su estado actual de desarrollo, la lanzadera Hyperloop de WARR de tamaño real, que pesa 600 kg y posee una capacidad máxima de carga de 100 kg, alcanza una velocidad estimada de 350 km/h. Pero los estudiantes disponen de mucho tiempo para optimizar el diseño antes del próximo evento en el verano de 2018.

¿Desea mantenerse actualizado en temas de innovación en la ingeniería?
No puede ser más fácil: ¡suscríbase al blog de item marcando la casilla de la esquina superior derecha!

This post is also available in: English